15 mar. 2013

Apuntarse a nuevas actividades puede retrasar el Alzheimer

Un grupo de ancianos realiza actividades de ocio. | D. Umbert

'Úsalo o piérdelo', una máxima que también podría aplicarse al cerebro, concretamente para protegerlo del Alzheimer. Según un estudio realizado con ratones, mantener una estimulación cognitiva prolongada y exponerse a nuevas actividades puede ayudar a retrasar esta enfermedad neurodegenerativa, que en España afecta a unas 700.000 personas, aproximadamente.
Estudios anteriores ya apuntaban que el ejercicio, la mente activa y las relaciones sociales retrasaban la aparición de demencia en enfermos de Alzheimer. Esta investigación, a diferencia de los anteriores trabajos, que eran epidemiológicos, proporciona evidencia científica preclínica (en ratones) que corrobora esta idea.
A pesar de esta novedad, remarca Jacques Selmés, médico y secretario de la Fundación Alzheimer España (FAE), "el gran problema de la investigación con modelos animales es que la enfermedad se manifiesta únicamente en humanos". Por eso, lo que hacen es inducir la enfermedad en estos animales.
Un equipo de expertos del Centro de Enfermedades Neurológicas del departamento de Neurología del Hospital Brigham y de Mujeres (EEUU) analizó cómo influía el medio ambiente en un modelo de ratón salvaje que, al parecer, es "más parecido al humano en cuanto al desarrollo del Alzheimer".

Noticia completa

Más sobre la prevención del Alzheimer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada