12 mar. 2013

Encajar los golpes de la crisis

Nuestro estado anímico tiene una textura elástica. Por muy inverosímil que parezca, muchas investigaciones concluyen que la mayoría de las personas, tras golpes de suerte, como ganar grandes cantidades en la lotería, o grandes desgracias, como quedarse parapléjico, a los 12 meses, pasada la euforia o la depresión, vuelven a ser las de antes.
La resiliencia se define como la capacidad de adaptación, para encajar y resistir golpes sin rompernos y volver al estado inicial. Se creía que solo algunas personas poseían esta capacidad. Hoy se sabe que la gran mayoría de nosotros somos resilientes.
Según Dan Gilbert, profesor de psicología de la Universidad de Harvard, los seres humanos tenemos una maquinaria cognitiva no consciente que nos ayuda a cambiar nuestras visiones del mundo para poder sentirnos mejor. En esta misma línea, Luis Rojas Marcos afirma que tenemos un mecanismo genético que protege nuestro estado de ánimo. Recurrimos a comparaciones que nos favorecen: “Yo estoy en paro, pero fulanito tiene una enfermedad grave”.

Noticia completa

1 comentario: