8 abr. 2013

La brecha digital que separa a padres e hijos

"He visto su foto en Tuenti", "lo he leído en Twitter", "voy a colgar el vídeo en Vimeo", "luego te wasapeo", "¿no tienes Line?"... Si todo o casi todo esto le suena a chino cuando lo oye en boca de su hijo adolescente, es usted 'víctima' de la brecha digital generacional. Una brecha que separa a los que han nacido en un mundo dominado por las nuevas tecnologías del resto. Especialmente a padres de hijos.
"Los chavales son nativos digitales, manejan la tecnología desde la cuna. El resto somos 'inmigrantes', explica Gonzalo Santamaría, de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) y responsable del estudio 'Adolescentes y Social Media: 4 generaciones del nuevo milenio'. Dentro de los 'inmigrantes', diferencia dos tipos: los casi nativos o naturalizados, padres de menos de 30 años (con excepciones, claro), sobre todo en materia de videojuegos (de hecho, el 'target' de la PlayStation son mayores de 30); y los que viven absolutamente ajenos a Internet: "no saben qué son las redes sociales, ignoran que en Facebook puedes contactar con gente que no conoces, no saben a qué juegan sus hijos ni con quién ni son conscientes de lo que supone que los adolescentes estén solos".
Esa brecha separa también a alumnos y docentes. "Los hay que se involucran y se reciclan, aunque es algo que depende de su voluntad, ya que el sistema no lo favorece", explica Mar Monsoriu, experta en Marketing e Internet y fundadora de la consultora Latencia. Otros, por el contrario, se cierran en banda. Un problema serio, dado que los profesores "deberían ser modelos en el uso de las redes sociales, a quienes sus alumnos puedan consultar", afirma Reynaldo Rivera, de CECE.

Noticia completa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada