16 abr. 2013

Un pollito contra la soledad y el estrés

SimSimi, antídoto para la soledad. / SimSimi
“Hola. -Hola, ¿Cómo estás? -Mal -¿Por qué? -Tengo demasiado trabajo. -Deberías salir a pasear”. Hasta aquí, podría ser un chat cualquiera entre dos amigos. Pero, pronto, algo demuestra que la de este servicio de ‘messenger’ para móvil es una conversación muy peculiar. “-No tengo tiempo, será mejor que tome unas pastillas de Valium. -Lo siento, no tengo respuesta. ¡Enséñame!”. Sin duda, algo no cuadra, ¿quién está al otro lado de la línea? “Soy el pollo más guapo y más listo del universo”.
Efectivamente, es Xiaohuangji, literalmente el pequeño pollo amarillo. Un ser virtual que nació el pasado 31 de diciembre en la red social RenRen -el Facebook chino-, y que habita ya en el smartphone de casi 2,5 millones de chinos, que se han descargado esta aplicación de respuesta automática. Sí, en realidad el usuario conversa con la base de datos que se esconde tras la figura de apariencia manga de este divertido e intuitivo animal, que escoge acertadamente las respuestas gracias a su inteligencia artificial. Y los usuarios hablan maravillas de él: está siempre disponible, no tarda en responder, tiene humor, es espontáneo y, sobre todo, sabe guardar los secretos.
La idea no es nueva. Xiaohuangji es producto del código que desarrolló Wang Dapeng, un joven estudiante de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hua Zhong, tomando como base el de una aplicación coreana similar, SimSimi, creada en 2002 con una ambición global. De hecho, ese pollo original habla hasta 45 idiomas, razón por la que se autodenomina ‘el rey del conocimiento’. En español se defiende con cierta soltura, en catalán patina bastante, y en euskera no le sale más que un “aupa” antes de pedir que le enseñen a decir algo más. Quizá por eso SimSimi nunca llegó a despegar como lo ha hecho su versión china.

Noticia completa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada